Rodolfo Bernal



domingo, 19 de julio de 2009

La confusa nota sobre la Dirección de Investigación y Posgrado

Staff del Buen Buho

De plano y posiblemente por las vacaciones de verano en la Universidad, la nota publicada en el portal de la Universidad de Sonora (UNISON)  ( http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=8185 ) sobre la Dirección de Investigación y Posgrado (DIP) del Alma Máter es un desastre, producto tal vez del trabajo de algún sustituto. Ojalá así sea, y no tenga que ver con declaraciones del Dr. Daniel González Lomelí. Sin embargo, a pesar de la pésima nota, es interesante comentar algunas cosas en relación a la misma.

En primer lugar, la declaración de que es necesario fortalecer la Investigación y Posgrado es una obviedad, y es una tarea que no cumplió el anterior Director de la DIP, como se hizo notar en este mismo blog en nota del 12 de noviembre de 2008  ( http://universidaddesonora.blogspot.com/2008/11/la-direccin-de-investigacin-y-posgrado.html ). Muy conveniente será que el desempeño de González Lomelí al frente de la DIP no deje la misma impresión que dejó el del anterior titular. Para esto, tiene que hacer un hecho que la DIP contribuya efectivamente a impulsar el desarrollo de la calidad en la investigación y posgrado de la UNISON. La DIP debería entonces dejar de ser una mera oficina dedicada a coleccionar estadísticas, números, sobre quienes (supuestamente) generan productos contables para luego publicar sus recopilaciones, además de aumentar el número de trámites que se tienen que hacer cuando se requiere gestionar apoyos externos.

Una de las diversas quejas de las deficiencias (quizás premeditadas) de la DIP  ha venido siendo la forma en que se daban a conocer de forma repentina algunas convocatorias (como la de apoyos a eventos académicos), las que salían de repente, y en la misma semana se cerraban, así como para que no hubiera mucha oportunidad de que todos los académicos interesados pudieran aplicar. De los extraños criterios para decidir los montos de los apoyos mejor ni hablar, así como para la disposición de ciertos trámites de gran importancia para la UNISON que el ahora ex-director de la DIP veía como un importunio para su "valioso" tiempo. Casos hay también de información que se le solicitaba y que nunca entregó. Quejas también sobre la falta de transparencia de dinero que llegaba externo a la UNISON, y de la forma en que la DIP lo repartía dentro de la UNISON. La falta de transparencia siempre dará lugar a dudas de cosas oscuras.

Pero bueno, caminando al futuro y dejando atrás el pasado hasta donde sea posible, ahora González Lomelí deberá de implementar programas que ayuden a que los posgrados de la UNISON vayan al siguiente nivel (sin querer lamentar la derrota priísta en Sonora). Para esto, la DIP y la Administración de Heriberto Grijalva deben de estar bien conscientes, y alertas, atentos, de que los posgrados que están en el Padrón Nacional de Posgrados (PNP) compiten en captación de estudiantes y de prestigio con otras Universidades del país, en donde los encargados institucionales del posgrado se han desempeñado muy por arriba de como estuvo el anterior director de la DIP, y las administraciones de esas otras universidades ya cuentan con programas y recursos destinados al posgrado que las colocan en ventaja frente a la UNISON en la captación de estudiantes foráneos para los posgrados. Universidades hay que pagan a estudiantes no locales para que vayan a conocer sus centros de investigación y posgrado y que realicen trámites o tomen cursos propedéuticos si son requisito para el ingreso. Aquí no hay programas institucionales similares, y si se quiere que los posgrados búhos compitan en igualdad de condiciones con los mejores posgrados nacionales, establecer un plan de estos ya sea por medio de la DIP o a través de los programas de posgrado directamente (que tal vez sea mucho más conveniente) es una necesidad imperante que no debe de desatender la actual administración. Por supuesto, los recursos siempre son limitados y los posgrados deben de ser exigentes al seleccionar aspirantes, ya que se cae fácilmente en la tentación de aceptar cualquier perfil de estudiante por algunos profesores que con tal de captar tesistas no son selectivos, sin tomar en cuenta que la selección que se haga de los aspirantes es determinantes para poder formar posgraduados de alto nivel.

Aunque la actual administración ha iniciado fuerte una especie de campaña en que la vinculación ocupa un lugar de primera importancia, no se debe de pasar por alto que las áreas que le dan el mayor nivel y que le han generado prestigio a la Universidad es en el área de ciencia básica, de lo cual es muestra que la División de Ciencias Exactas y Naturales supera por mucho a las otras Divisiones en cuanto a indicadores que evalúan los organismos acreditadores y dependencias de las que la UNISON obtiene la mayor parte de sus recursos. Así, esto debe de ser un punto de partida para que se propicie la vinculación (que es un tema que trataremos aparte posteriormente) sin descuidar los logros que en generación de conocimiento se ha logrado sostener en ciencia básica.

La propuesta de que los investigadores que asistan a congresos publiquen sus trabajos la estableció la dirección de la DIP anterior, pero sin que quedara claro que el cumplimiento se tomase en cuenta para los siguientes apoyos. Este punto punto es importante ya que la UNISON devenga una cantidad importante de recursos en viajes a eventos académicos que no producen producto de impacto en los indicadores. Se debe de buscar como meta que cada apoyo de estudiante de posgrado o investigador se relacione con la obtención de algún producto de valor para la UNISON; por ejemplo publicación en revista internacional con arbitraje de pares e indizada, o titulación de estudiantes.

Ya entrados en el tema de los posgrados, la DIP debería de obligarse a garantizar, junto con los comités académicos de los postgrados, que los estudiantes de los posgrados desempeñen adecuadamente su papel de estudiantes, ya que hay casos en que las jefaturas de los departamentos directamente a cargo de los posgrados les permiten integrarse (incluso teniendo beca CONACYT, que supuestamente les exige ser estudiantes de tiempo completo) como parte del personal, desatendiendo sus obligaciones como alumnos, lo que lleva a prolongados tiempos de titulación que afectan negativamente los indicadores de los posgrados.

Mucho más se puede comentar sobre estos temas, pero por cuestiones de espacio por ahora nos detenemos aquí. Continuará en otro post.

No hay comentarios: