Rodolfo Bernal



domingo, 1 de julio de 2012

México, un país lejos de la Democracia

Escribo esto a solo unas horas de ir a votar en las elecciones 2012. En estas elecciones, independientemente de los resultados que se reconozcan oficialmente, sobran las evidencias de que México todavía está lejos de la democracia, pero pudieramos estar en el camino hacia ella. No hay democracia en México por que no se puede hablar de democracia cuando no todos los ciudadanos están en condiciones de ejercerla, entre otras razones, por que no todos tienen accesos a la información en la misma medida. Hay todavía grandes sectores en dónde la televisión privada (representada por Televisa y TV Azteca) son los únicos medios a los que se tiene acceso para informarse del acontecer diario, y estos medios en poder de los grupos económicos que se han adueñado del país, han proyectado de manera parcial a un candidato al que pretenden llevar a la Presidencia para utilizarlo cual títere servil a sus intereses. El candidato presidencial de los medios, de Televisa, de los grupos económicos que se sienten dueños de México, es Enrique Peña Nieto, y para construir con su imagen un idolo de barro para las multitudes, se han pagado millones y millones provenientes de dinero público, y quien sabe de que otras fuentes de financiamiento. 
Televisa, que es la única fuente de "información" y "entretenimiento" a la que tienen accesos sobretodo los millones de mexicanos más marginados, ha sesgado sus notas informativas evidentemente en favor del ex-gobernador del Estado de México, y han buscado siempre demeritar la figura de Andrés Manuel López Obrador, candidato de izquierda en quien millones de mexicanos tienen cifradas sus esperanzas de un cambio positivo para el país. Pero el hecho de que quienes controlan el país -incluyendo su gobierno- hallan trabajado todo el sexenio en favor de Enrique Peña Nieto, aprovechando de que el acceso a los medios alternativos de información como los disponibles en internet no estén al alcance de todos, no es lo único que hace que estas elecciones no sean democráticas. Pretenden los grupos económicos dominantes en México, utilizando como herramienta a Televisa, a un personaje de farándula, casado con una estrella de la farándula. Otro factor por el que la democracia no esté presente en estas elecciones, es la cínica parcialidad del Instituto Federal Electoral (IFE), al que muchos mexicanos con mucha razón le dice ya Instituto del Fraude Electoral. En los días supuestamente de veda electoral, el PRI ha sido señalado por andar todavía llevando a cabo acciones de promoción ilegal del voto, sin que el IFE haga nada por detenerlo.
Pero independientemente de quien se quede con la Presidencia, mañana nacerá un nuevo México. Si Si Enrique Peña Nieto gana, todo parece indicar que no será reconocido por una parte importante de la población, no tendrá lagitimidad. En esto juega un papel importante el movimiento Yo Soy 132, jóvenes que nos siguen poniendo el ejemplo, y que deben ser inspiración para un despertar más generalizado del pueblo mexicano. Desde adolescente deseaba que llegara el momento de que en mi país, le demostraramos masivamente nuestra indignación y desprecio a los malos gobernantes, a los funcionarios corruptos e ineptos que viven a nuestras expensas. He crecido siendo testigo de cómo los mexicanos toleramos que existan dos tipos de mexicanos: los que trabajan para ganarse lo que tienen y a veces trabajan sin lograr tener una vida digna, a los que se les exige y obliga pero se les niega incluso derechos plasmados en la ley, y otra clase de mexicanos privilegiada que vive a costa de los primeros, que venden el futuro de los primeros, que hacen mal su trabajo y por su irresponsabilidad millones no tienen futuro, y que no rinden cuentas a nadie. Pues bien, el movimiento 132 tuvo como punto de partida las manifestaciones de un grupo de jóvenes que se atrevieron a hacer lo que muchos mexicanos teníamos ganas de hacer, y por eso han tenido eco en la sociedad: mostrar su desprecio a Enrique Peña Nieto y todo lo que él representa.
 Sea cual sea el resultado de las elecciones de este 1 de julio de 2012, es crucial que lo que han empezado los jóvenes del movimiento Yo Soy 132 se mantenga vivo y se traslade como ejemplo a toda la sociedad, a la vida de los sindicatos independientes, y en general a cualquier parte en que la democracia deba de estar presente. Por eso, una vez iniciado el despertar, se deberá seguir la lucha en diferentes frentes, procurando siempre estar bien organizados, y con el compromiso de llevar este despertar a los sectores de ciudadanos que todavía están dormidos por que el gobierno no les ha permitido tener la educación a su alcance. Estos sectores marginados son sobre los que opera el fraude, sobre los que es efectiva la compra de votos que significa una compra de consciencias. No se puede hablar de democracia en un país en donde se tienen millones de electores sin consciencia del valor de su voto, cuando hay millones de ciudadanos que por ignorancia o por hambre o ambas cosas, venden su voto por una despensa, por un monedero, por una tarjeta telefónica o por 500 pesos (se ha reportado en zonas rurales en donde hasta por 20 pesos). Es indigno e inhumano que quienes no estamos en esa situación demos nuestro voto a los partidos políticos que además de ser los responsables de la miseria de millones, se aprovechan elección tras elección de esa miseria humana.
Si gana el PRI, será apoyado en aprovecharse de los sectores más marginados de la sociedad mexicana, lo que puede evidenciarse por el hecho de que en las Universidades, tanto privadas como públicas, la intención de voto es favorable a Andrés Manuel López Obrador de manera contundente, y lo mismo sucede en las redes sociales. Las encuestas en internet son a favor de Andrés Manuel López Obrador. ¿Por qué? por que los usuarios de internet tienen acceso a diferentes fuentes de información y por lo tanto la pueden contrastar y formarse su propia opinion de los hechos y actores políticos, contrario a lo que sucede con la población más marginada que no puede acceder al internet y por lo tanto es presa de la información completamente parcial y tendenciosa de Televisa.
Ahora debo ir a dormir para la larga jornada de mañana. Una cosa me queda clara, mi consciencia de mexicano y como ser humano me dice que hay que votar por Andrés Manuel López Obrador para Presidente de México. No por sus promesas de campaña, que esas los políticos generalmente no las cumplen, sino por lo que ha sido su vida, una lucha en favor del pueblo de mexico, no de la clase política ni de algunos grupos económicos. Y cuando digo pueblo de mexico incluyo a todos los mexicanos obreros, campesinos, empleados, empresarios, que no tenémos los privilegios desmedidos que tienen algunos pocos en detrimento de los derechos de las mayorías.

No hay comentarios: