Rodolfo Bernal



viernes, 21 de marzo de 2014

Benito Juárez


Benito Juárez nació el 21 de marzo de 1806, en san Pablo Guelatao, Oaxaca. Uno de los Estados todavía más pobres en el pobre México actual. Falleció el 18 de julio de 1872 en la Ciudad de México. Heroe Nacional para muchos mexicanos aunque en la actualidad los gobiernos neoliberales buscan que quede en el olvido. Luchó contra la ocupación extranjera en los tiempos de Maximiliano. Buscó construir una República Federal Democrática. México todavía no es un país democrático, y si uno lee pensamientos de Juárez, encuentra que siguen siendo sorprendentemente vigentes en el México de nuestros días.


Vale la pena recordar un poco de su pensamiento:

La democracia es el destino de la humanidad; la libertad su brazo indestructible.

El gobierno tiene el sagrado deber de dirigirse a la Nación, y hacer escuchar en ella la voz de sus más caros derechos e intereses.

Tengo la persuasión de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder y no de trajes ni de aparatos militares propios sólo para los reyes de teatro.

Tengo la persuasión de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder y no de trajes ni de aparatos militares propios sólo para los reyes de teatro.

Como hijo del pueblo nunca podría olvidar que mi único fin debe ser siempre su mayor prosperidad.

Como hijo del pueblo nunca podría olvidar que mi único fin debe ser siempre su mayor prosperidad.

Nunca abuses del poder humillando a tus semejantes, porque el poder termina pero el recuerdo permanece.

Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos, no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala.


Fragmento de la serie de televisón "El Carruaje" en el que Benito Juárez (José Carlos Ruíz) explica a un cura (Ignacio López Tarso) los motivos de la desamortización de los bienes de la Iglesia católica.

No hay comentarios: