Rodolfo Bernal



martes, 29 de julio de 2008

Malestar panista ante la participación ciudadana en la consulta petrolera

A pesar de que la consulta realizada en Hidalgo, Veracruz, Michoacán, Guerrero, Baja California Sur, Morelos, Tlaxcala, San Luis Potosí, Veracruz y Distrito Federal dejó como resultado una rotunda negativa al proyecto privatizador de Petróleos Mexicanos (Pemex), el gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez, calificó de “estéril” ese ejercicio ciudadano, ya que no se obtuvieron los millones de votos esperados por los organizadores.

Por ejemplo, dijo, el PRD tenía como meta recibir el voto de entre 1.5 y 2 millones de ciudadanos, pero no alcanzó el objetivo, indicó.

El mandatario estatal aseguró que el plebiscito sobre la reforma energética propuesta por el Ejecutivo federal “fue estéril. Además, se venía anunciando, pero bueno, a los líderes del sol azteca lo que menos les interesa es la gente”.

El PRD, añadió, lo que busca es dividir y crear enconó entre los mexicanos, pues intenta sabotear la reforma energética del gobierno federal, reiteró.

Opina hermano de Felipe Calderón

Por su parte, el hermano del mandatario federal –quien es el titular del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS) en Morelia, Michoacán–, Juan Luis Calderón Hinojosa, consideró que la consulta del domingo pasado “no sirve para nada ni es democrática”, ya que el verdadero referendo fue la elección presidencial de 2006.

“Evidentemente, desde antes ya se sabía el resultado de la consulta, ya que las preguntas estaban inducidas, y no sólo eso, sino que no había una absoluta imparcialidad de los organizadores”, declaró.

En cambio, subrayó que la iniciativa de reforma energética presentada por el Ejecutivo “es buena para el país, además de que no tiene tintes privatizadores. En este momento existen acciones que son más privatizadoras, como es el hecho de que se venda crudo barato y se importen gasolinas caras para comercializarlas en el país”.

Ante la falta de inversión en Pemex se deben pagar altos precios de las gasolinas, cuando el precio del barril de petróleo es muy alto en este momento, lamentó.

En tanto, Rogelio Cabrera, arzobispo de Chiapas; y los obispos Felipe Arizmendi y Enrique López, y Leopoldo González, de Tapachula, coincidieron en señalar que la consulta ciudadana “marcará el rumbo en las futuras tomas de decisiones nacionales”.

Sin embargo, señalaron, “ese ejercicio ciudadano debió realizarse de manera profesional y correcta, para que no se queme un modo de proceder democrático”.

La reforma energética debe evitar la privatización del petróleo nacional, así como resguardar el recurso como estrategia en la lucha contra la marginación y la pobreza extrema que hay en México, plantearon los prelados.

Cualquiera que sea la iniciativa para aprobar la reforma de Pemex debe sustentarse en la protección del sector como bien común de la población, añadieron. “Dentro de las propuestas debe considerarse, en principio, la solidaridad, así como reflexionar sobre el destino universal de los bienes que nos lleve a replantear y hacer un proyecto nacional al respecto”, acotaron.

Ante ello, el alcalde de Ecatepec, José Luis Cureño Gutiérrez, señaló que “los senadores y los diputados ya saben cuál es la opinión de la gente sobre la reforma y deben trabajar al respecto, ya que los ciudadanos están en contra de la reforma presentada por Felipe Calderón”.

La dirigencia del sol azteca en Hidalgo, encabezada por Pedro Porras Pérez, calificó de “exitosa” la consulta ciudadana sobre la reforma petrolera, ya que se instalaron 493 casillas en 84 municipios, donde se reportó que la mayoría votó contra la privatización de Pemex.

Además, el dirigente estatal dijo que se espera llegar a los 50 mil votos en HIdalgo una vez que se haya contabilizado el resto de las mesas receptoras. Añadió que las casillas ubicadas en las regiones de la sierra y la Huasteca aún no son contabilizadas, pero el próximo miércoles habrá resultados finales.

En ese contexto, el diputado federal panista Daniel Ludlow Kuri, descalificó el ejercicio, pues no contaba con la aprobación de ninguna autoridad y, por tanto, “no es una cosa seria”.

Al mismo tiempo, aseveró que los hidalguenses que participaron “no representan gran cosa, comparados con los más de 2 millones de electores que hay en la entidad”.

El referendo “no fue serio”, pues el PRD pudo inflar las urnas con votos que pudieron depositar sus militantes con la intención de elevar las cifras a su conveniencia, manifestó.

El secretario general del PRD en Tlaxcala, Efrén López Hernández, dijo que se cumplieron las expectativas de participación en la entidad, ya que se sobrepasó el estimado por la dirigencia estatal, a pesar de las campañas mediáticas en contra del ejercicio electoral orquestadas desde el gobierno del estado y de que en algunos municipios, como Españita, elementos del Ejército intimidaron a los voluntarios que instalaron las casillas.

Por su lado, el presidente del PRD en Veracruz, Rogelio Franco Castán, aseguró que fue “un éxito” la votación, pues se instaló 97 por ciento de las casillas en 200 de los 212 municipios, y sólo 24 mesas no pudieron abrirse.

“La expectativa se cumplió y los porcentajes de opiniones se inclinaron por rechazar la iniciativa de Felipe Calderón y los panistas”, aseveró. Remarcó que en Veracruz fueron mínimos los incidentes y, pese al pronóstico de Acción Nacional y de las autoridades federales y estatales, que “le apostaban al desaseo, fue todo lo contrario: una jornada limpia y altamente confiable”.

La coordinadora del Consejo Ciudadano, Raquel Sosa, informó que se instalaron mil 289 mesas para el plebiscito en Michoacán, y enfatizó: “Lo importante es que en el ejercicio democrático se superaron todos los obstáculos de las campañas de desprestigio de los grandes medios de comunicación electrónica”.

Con información de Javier Salinas Cesáreo, Ernesto Martínez Elorriaga, Víctor Varela, Raymundo León, Andrés Timoteo Morales, Carlos Camacho, Carlos García, Antonio Aguilera y Ángeles Mariscal

Fuente: La Jornada

No hay comentarios: