Rodolfo Bernal



viernes, 20 de enero de 2017

Novel ZnO:Li Phosphors for Electronics and Dosimetry Applications


Publicación:
"Novel ZnO:Li Phosphors for Electronics and Dosimetry Applications"
Jorge Luis Iriqui Razcón, Catalina Cruz Vázquez, Rodolfo Bernal, Hugo Alejandro Borbón Nuñez, Victor Manuel Castaño
Publicado en:
Electronic Materials Letters 13 (1), 25-28 (2017). DOI: 10.1007/s13391-017-3290-6.
Editorial: Springer. ISSN: 1738-8090 (Print Version). ISSN: 2093-6788 (Electronic Version). Revista indizada en el JCR.

miércoles, 4 de enero de 2017

¿Necesitamos de Estados Unidos?

Sorprende que algunos mexicanos crean que sin tiendas Walmart y otras compañías estadounidenses en México, no podríamos sobrevivir. Por supuesto que los mexicanos podemos -si queremos- dejar de comprar en Walmart, automóviles de marca estadounidense (como Ford y Chevrolet), y también podemos prescindir de ir de compras a Estados Unidos. De hecho, solo en los estados fronterizos es costumbre habitual ir de compras a Estados Unidos. A través de los años, y con el beneplácito de los gobiernos mexicanos, desde el país vecino del norte se ha dado una desafortunada conquista cultural que nos ha acostumbrado a copiar en gran parte modas de vestir, de comportarse, y más grave aún, se han adquirido muchos malos hábitos en el comer y en el estilo de vida, que han deteriorado en mucho la salud del mexicano promedio. Consumimos en grandes cantidades alimentos chatarra -incluyendo la popular coca-cola y bebidas de ese tipo. La conquista cultural ejercida por el vecino del norte se puede revertir, pero es una tarea que se debe de empezar desde ya y será gradual en caso de darse. El mal llamado "sueño americano" se ha construido sobre el infortunio y saqueo de otros países, es decir, a costa de la pesadilla de otros pueblos, y es Estados Unidos principalmente el que se ha beneficiado de las riquezas y mano de obra de otros pueblos, por lo que es Estados Unidos quien debiera necesitar más de México que México de Estados Unidos. Si se tiene la percepción de que es México el que necesita a Estados Unidos, se debe a que la corrupción e ineptitud de los gobiernos mexicanos -el actual y los anteriores- han detenido el desarrollo y por tanto nuestra independencia tecnológica. Son esos malos gobiernos por los que no se hicieron refinerías para producir gasolina a partir de nuestro propio petróleo en vez de comprarla cara al extranjero. La misma corrupción que ha sido el toque distintivo de los gobiernos mexicanos no permitió el desarrollo de la petroquímica en los años dorados de PEMEX, empresa que también por corrupción y falta de visión de nuestros políticos se fue dejando llevar a la actual situación. La emigración de trabajadores mexicanos hacia Estados Unidos también es debido a la corrupción e ineficacia gubernamental. Generar condiciones para que los mexicanos tengan fuentes de ingreso que les permitan vivir en forma digna es responsabilidad del Estado Mexicano. Es necesario un cambio de sistema político en México que permita el desarrollo tecnológico y científico y por lo tanto la independencia auténtica de cualquier otra potencia extranjera. Es tiempo de que se deje de pensar que Estados Unidos es la única opción a la que voltear. La tecnología no es exclusiva de Estados Unidos, se puede adquirir de otras varias potencias, pero sobretodo ha de desarrollarse la tecnología nacional, sustentada en una ciencia básica bien cimentada. Esto requiere que desviemos el camino del que lleva actualmente México, y se de un cambio de raíz. Los partidos políticos como el PRI y el PAN sobretodo, no son opción de cambio. Habrá que ver si algún partido actual puede ser el que pueda encabezar un gobierno que represente un puente hacia un cambio de fondo del sistema político mexicano, que por lo menos debería de llevar a la desaparición de las instancias políticas y privilegios de los políticos tal como los conocemos en la actualidad.

lunes, 2 de enero de 2017

Feliz Año Nuevo 2017. Lo que augura el gasolinazo.

El aumento de más de 20 % en el precio de la gasolina en México coincidiendo con el inicio del año 2017, puede tomarse como referencia de lo que viene en cuanto a aumento de precios de los productos básicos, y de la pérdida de poder adquisitivo del salario de la mayoría de los mexicanos. Seguramente la inflación será mayor al aumento inicial en el precio de la gasolina. Mal se vislumbra el futuro de México ante un masivo ataque del gobierno en contra de los ciudadanos, contando (el gobierno Peñista) con la complicidad del partido en el poder (PRI) y de los en otros tiempos considerados partidos de oposición (PAN y PRD), además de los partidos satélite. Ante la pasividad mayoritaria de una ciudadanía políticamente ignorante a la que fácilmente se le ha tomado el pelo una y otra vez, la entrega de México a un reducido grupo de representantes de la iniciativa privada nacional y extranjera ha avanzado prácticamente sin obstáculos.
   El anunciado incremento a los precios de la gasolina ha despertado la molestia generalizada en todo el territorio nacional y se ha convocado a movilizaciones y boicots a partir del 2 de enero. El éxito o fracaso de esta convocatoria será determinante ya que si fracasa el gobierno entenderá que -una vez más- se le deja el camino libre para imponer decisiones que perjudican a la mayoría y favorecen solo a la clase política y sus cómplices de la iniciativa privada, lo cual ha sido recurrente no solo en el presente gobierno del PRIísta Enrique Peña Nieto, sino también en los gobiernos anteriores tanto PANistas como PRIístas. Por increible que parezca, la manipulación mediática de medios aliados al gobierno en turno -como Televisa- ha dado como resultado que millones de mexicanos sigan viendo solo dos opciones en tiempos electorales: PRI y PAN. Sentaditos ante el televisor, millones de mexicanos han sido programados para repetir sin analizar, que el principal candidato opositor electoral en cada sexenio "es un peligro para México", y han decido mantener su voto por el PRI o por el PAN a pesar de que el país se ha vuelto un desastre en distintos aspectos: privilegios cada vez mayores y corrupción de la clase política, desapariciones, asesinatos, robos, impunidad, desempleo, inflación, devaluación de la moneda nacional frente al dólar estadounidense (de 60 % en el presente sexenio).
   Las justificaciones al aumento de la gasolina y recortes al presupuesto en material de salud, desarrollo, educación, entre otros, carece de sustento. Se hace más evidente la contradicción al ver el despilfarro de la clase política y la impunidad con que los gobernantes -alcaldes, gobernadores incluidos, así como sus funcionarios- desfalcan las arcas públicas y los gobiernos que les siguen recuperan lo "perdido", como en el caso del desfalco del ISSSTESON en Sonora. Evidenciando cómo ve la clase política a los mexicanos, ya los mismos partidos que apoyaron la reforma energética y firmaron en mal llamado "pacto por México", PAN y PRD, hipocritamente se han empezado a manifestar en contra del gasolinazo. Lo hacen porque consideran que los electores son fácilmente manipulados y están desinformados, además de ser analfabetas políticos.