Rodolfo Bernal



miércoles, 4 de enero de 2017

¿Necesitamos de Estados Unidos?

Sorprende que algunos mexicanos crean que sin tiendas Walmart y otras compañías estadounidenses en México, no podríamos sobrevivir. Por supuesto que los mexicanos podemos -si queremos- dejar de comprar en Walmart, automóviles de marca estadounidense (como Ford y Chevrolet), y también podemos prescindir de ir de compras a Estados Unidos. De hecho, solo en los estados fronterizos es costumbre habitual ir de compras a Estados Unidos. A través de los años, y con el beneplácito de los gobiernos mexicanos, desde el país vecino del norte se ha dado una desafortunada conquista cultural que nos ha acostumbrado a copiar en gran parte modas de vestir, de comportarse, y más grave aún, se han adquirido muchos malos hábitos en el comer y en el estilo de vida, que han deteriorado en mucho la salud del mexicano promedio. Consumimos en grandes cantidades alimentos chatarra -incluyendo la popular coca-cola y bebidas de ese tipo. La conquista cultural ejercida por el vecino del norte se puede revertir, pero es una tarea que se debe de empezar desde ya y será gradual en caso de darse. El mal llamado "sueño americano" se ha construido sobre el infortunio y saqueo de otros países, es decir, a costa de la pesadilla de otros pueblos, y es Estados Unidos principalmente el que se ha beneficiado de las riquezas y mano de obra de otros pueblos, por lo que es Estados Unidos quien debiera necesitar más de México que México de Estados Unidos. Si se tiene la percepción de que es México el que necesita a Estados Unidos, se debe a que la corrupción e ineptitud de los gobiernos mexicanos -el actual y los anteriores- han detenido el desarrollo y por tanto nuestra independencia tecnológica. Son esos malos gobiernos por los que no se hicieron refinerías para producir gasolina a partir de nuestro propio petróleo en vez de comprarla cara al extranjero. La misma corrupción que ha sido el toque distintivo de los gobiernos mexicanos no permitió el desarrollo de la petroquímica en los años dorados de PEMEX, empresa que también por corrupción y falta de visión de nuestros políticos se fue dejando llevar a la actual situación. La emigración de trabajadores mexicanos hacia Estados Unidos también es debido a la corrupción e ineficacia gubernamental. Generar condiciones para que los mexicanos tengan fuentes de ingreso que les permitan vivir en forma digna es responsabilidad del Estado Mexicano. Es necesario un cambio de sistema político en México que permita el desarrollo tecnológico y científico y por lo tanto la independencia auténtica de cualquier otra potencia extranjera. Es tiempo de que se deje de pensar que Estados Unidos es la única opción a la que voltear. La tecnología no es exclusiva de Estados Unidos, se puede adquirir de otras varias potencias, pero sobretodo ha de desarrollarse la tecnología nacional, sustentada en una ciencia básica bien cimentada. Esto requiere que desviemos el camino del que lleva actualmente México, y se de un cambio de raíz. Los partidos políticos como el PRI y el PAN sobretodo, no son opción de cambio. Habrá que ver si algún partido actual puede ser el que pueda encabezar un gobierno que represente un puente hacia un cambio de fondo del sistema político mexicano, que por lo menos debería de llevar a la desaparición de las instancias políticas y privilegios de los políticos tal como los conocemos en la actualidad.

No hay comentarios: