Rodolfo Bernal



martes, 11 de noviembre de 2008

La Dirección de Investigación y Posgrado, servir o desaparecer

En la Universidad de Sonora (UNISON) los académicos vivimos una y otra vez las dificultades propias de tener un aparato administrativo que en vez de cumplir sus funciones con eficacia, se convierte a menudo en un obstáculo para lo que debería de ser lo primordial en el Alma Máter: las actividades académicas. Pero las actividades académicas de hecho, no de simulación. Me referiré especificamente a parte del papel que desempeña la Dirección de Investigación y Posgrado (DIP) de la UNISON, que algunos consideran más como una oficina donde predomina la simulación y una clase de farándula académica, que una verdadera utilidad para la investigación y los posgrados de la máxima casa de estudios. Contrario a lo que podría pensarse que es esta Dirección, no desempeña un papel de relevancia necesario para la investigación y posgrado. Uno, por que no es necesaria su existencia para la Investigación y, los escasos recursos que otorga se pueden canalizar por otro medio. Dos, por que no es de importancia para los posgrados, ya que los Departamentos que tienen posgrados son los que hacen el trabajo necesario para su buen funcionamiento y, otra vez, si acaso algún posgrado recibe apoyo de la DIP, no es significativo e igual se puede (si es que lo hay) canalizar por otras vías. Por si fuera poco el no justificar su existencia, más que para consumir presupuesto, algunas veces la DIP, en un claro intento de fingir protagonismo, quiere imponer candados de retraso en las actividades académicas, por ejemplo queriendo que se le tome en cuenta para el envío de las convocatorias de los posgrados, como si tuvieran algo que ver en el ingreso de los posgrados en el Programa Nacional de Posgrado. Hasta donde sé, hay posgrados que temporalmente han quedado sin apoyo externo para otorgar becas a sus estudiantes, y esta oficina no ha brindado apoyo. Así que sería interesante para quien sea el siguiente Rector de la UNISON considerar dos posibilidades: desaparecer esta Dirección y ahorrarse dinero que se usara ahora si para apoyar a la Investigación y el Posgrado, o hacer los cambios necesarios en ella para que justifique su existencia más allá de servir de un puesto más para cumplir compromisos de la administración en turno.

No hay comentarios: