Rodolfo Bernal



viernes, 23 de septiembre de 2011

Experimento detecta partículas más rápidas que la luz

MÉXICO, D.F., septiembre 22 (EL UNIVERSAL).- Si se confirma, se podrían derrumbar las concepciones de Einstein sobre la física. Un experimento realizado por la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN por sus siglas en francés) encontró una partícula, los neutrinos, que viajan más rápido que la luz.

Se supone que nada supera la velocidad de la luz. Pero los científicos dijeron que los neutrinos superaron en 60 nanosegundos la barrera cósmica de los 299 mil 792 kilómetros por segundo al ser disparados en el laboratorio subterráneo instalado a lo largo de 730 kilómetros en Ginebra.

El experimento OPERA (por sus siglas en inglés de Oscillation Project with Emulsion-tRacking Apparatus) midió la velocidad de mil 300 toneladas de partículas.

"Es un sencillo tiempo de vuelo de medición. Nosotros medimos la distancia y el tiempo, y tomamos la relación para obtener la velocidad, tal y como lo aprendió en la escuela secundaria", explicó a “Science”, Antonio Ereditato, físico de la Universidad de Berna y portavoz de los 160 miembros del experimento OPERA.

Ereditato matizó el hallazgo al informar que el margen de error es de 10 nanosegundos, además de que pidieron a físicos de todo el mundo que analicen los datos que arrojó el experimento.

"Es demasiado pronto para declarar que la teoría de la relatividad está mal. Yo nunca diría eso. Por el contrario, es un curioso resultado que no se puede explicar, por lo que se pide a la comunidad examinar. Nos vemos obligados a decir algo. No lo podía esconder bajo la alfombra porque eso sería deshonesto", dijo Ereditato.

Los resultados serán presentados en un seminario en el CERN, donde se sabrá si es un nuevo hallazgo o si ocurrió un error sistemático en la metodología del experimento que dio esos resultados.

Chang Jung Kee, un físico de neutrinos en la Universidad Stony Brook en Nueva York y portavoz de un experimento similar en Japón llamado T2K, dijo a “Science” que la parte difícil es medir con precisión el tiempo transcurrido entre la salida de los neutrinos, una explosión de protones en un objeto sólido y cuando realmente llegan al detector, pues el tiempo se mide en un sistema de posicionamiento global o GPS, cuyas mediciones pueden tener errores de nanosegundos.

"Yo estaría muy interesado en la forma en que tiene una incertidumbre de 10 nanosegundos, porque a partir de la sistemática de GPS y la electrónica, creo que es un número muy difícil de conseguir", dijo el investigador.

No hay comentarios: